Stimulos Creativos

Stimulos
Por Irene

Scroll Down John S.

Ser socialmente responsables ya no es una opción, es la consigna

Por Irene Morillo

 Los consumidores actuales tienen un papel activo, tomando en cuenta aquellas empresas a las que quieren beneficiar con sus adquisiciones, obligándolas a tener  un comportamiento ético.

  En un mundo cada vez más interconectado, en el cual las fronteras se han desvanecido a través del ciberespacio, las empresas son emplazadas a tener gestiones transparentes y socialmente responsables.

 Es lo que implícitamente piden los usuarios informados de este siglo, en espacial los Millennials, personas nacidas entre 1981 y 1995 (aproximadamente), cuyas edades van entre 15 y 29 años y son los hijos de la generación del Baby Boom.

 Estos consumidores, preparados académicamente, que nacieron bajo el paraguas de la prosperidad económica, exigen gestiones ecológica y socialmente responsables.

 Por estas y muchas otras razones, cada vez más las empresas se encaminan a implementar planes sostenibles y a largo plazo en lo concerniente a la responsabilidad social.

 Fuera de las donaciones ocasionales que buscan publicidad a cambio, un plan de responsabilidad social organizado sirve para devolver parte del beneficio logrado en esa comunidad o mercado, al tiempo de que la empresa construye fuertes lazos que respaldan su prestigio.

 Es un reto que muchas empresas deben enfrentar al momento de defender estos proyectos ante sus consejos de directores.

 Pero en vista de que ya los consumidores tienen un paper activo, tomando en cuenta aquellas empresas a las que quieren beneficiar con sus adquisiciones, el tener un comportamiento ético es cada vez menos una opción y más una obligación.

 Es por esto que no resulta ya sorpresa el hecho de que la ISO 26000 ha incorporado una guía para que las empresas puedan tomarla como base para implementar sus planes de responsabilidad social.

 A pesar de que no conforma un requerimiento para que sean certificadas, el mero hecho de que se le de esta importancia denota que es un factor preponderante en el mundo de los negocios actual.   

 Operar de modo socialmente responsable es la consigna ya presente y aquel que no se monte en el barco simplemente se queda atrás.

 Es lo correcto, es lo justo y encima es bueno para los negocios. ¿Por que hacerse esperar?