Stimulos Creativos

Stimulos
Por Irene

Scroll Down John S.

Resucita tu Marca Personal

Como todo inicio de año hay una tendencia a hacer resoluciones con miras a cambiar o mejorar algunos aspectos de la vida.

Es importante a tomar en cuenta tu marca personal, ya que es la huella que dejas en las demás personas, lo que piensan de ti, el modo que se refieren acerca ti cuando no estás.

 Y en esta época de cambios y competencia férrea, tener una marca personal bien gestionada puede ser la diferencia entre retener y aumentar tu cartera de clientes, si eres empresario o profesional independiente; y obtener ese ascenso o ese aumento que buscas dentro de la organización para la que trabajas, en caso de ser empleado.

En todo caso, conviene tener una marca personal bien posicionada. Por lo que si la tuya ha estado adormecida, te invito a resucitarla a través de los siguientes pasos:

  • Define tu sistema de creencias. Todo lo que hagas debe estar acorde a tu misión, visión y valores, ya que tu marca personal debe reflejar estos aspectos de manera coherente en todo lo que haces.

En esta era de la hiperconectividad es difícil mantener una fachada que no corresponda a lo que realmente crees y eres.  Por tanto, resulta más fácil mantenerte fiel a ti mismo y lo que pregonas.

Hacer lo contrario implica pérdida de credibilidad, y por ende, un resultado contrario al que estás buscando.

  • Destaca tu individualidad. Todos los seres humanos tenemos cualidades que nos hacen únicos e irrepetibles.

Define que es aquello que haces bien, que se te da fácilmente y en lo que tus amigos y relacionados dicen que eres bueno.

Determina para cuáles cosas la gente te busca porque entienden que se te dan mejor que nadie. Y acógelo e imprégnalo de ese sello único que te distingue.

En un mundo de clones, ser y hacer las cosas de manera diferente, es una gran ventaja.

  • Da a conocer lo que haces y tus logros. Como se dice en el argot popular: “cacarea tus huevos”. Eso sí, sin llegar a ser arrogante.

Para destacar y promover los productos o servicios que ofreces, debes decir qué haces y destacar tus logros para seguir abriéndote puertas. 

En la actualidad hay muchas herramientas que te permiten dar a conocer tu trabajo y tu trayectoria.

Procura crear una comunidad de personas que compartan intereses similares a los tuyos. Probablemente ese será el primer blanco de público al que querrás dirigirte.

  • Sé consistente y supera las expectativas. Cuando ya tengas definido tu posicionamiento, procura que tu nivel de calidad y entrega corresponda siempre a los estándares establecidos.

Lograr un wow debe ser siempre tu objetivo en todo lo que hagas. Debes procurar que tus clientes siempre sientan que entregas más de lo que prometes, no lo contrario.

Para esto debes ser muy sincero contigo mismo al momento de definir que estas en capacidad de ofrecer y asegurarte de entregarlo. Y de ser posible, superarlo.

  • Mantén una red buena de contactos. Rodéate de personas que sumen a tus propósitos y metas.

No se trata de ser interesado. Pero tenemos una cantidad limitada de tiempo, por lo que conviene pasarlo con gente positiva.

Asimismo, a nivel general, procura dejar una huella positiva a tu paso, sumar a la vida de las personas con las que entras en contacto, ya sean tus clientes, compañeros de trabajo o relacionados en general.

Sé generoso, colabora con los demás y haz aportes positivos de manera desinteresada. La vida te recompensará, aunque no necesariamente llegue por vía de las personas a quienes ayudaste.

  • Edúcate continuamente y mantente actualizado. Somos el reflejo de lo que pensamos constantemente, los libros que leemos, las personas que nos relacionamos y las experiencias a las que nos exponemos.   

Tus palabras, el modo en que te sientes, lo que proyectas, están relacionados con lo que acuñas en tu mente. 

Sin embargo, muchos consideran la inversión en libros, conferencias y talleres como un gasto, sin pensar que las ideas valen tanto que no se pueden cuantificar.

Y las ideas afloran en una mente que está bien abonada. Por tanto, acude frecuentemente a conferencias, aprende sobre competencias que aporten a tu crecimiento profesional, lee libros que te ayuden a adquirir nuevas habilidades.

Existen libros que explican como las personas más exitosas del mundo han logrado llegar a donde lo hicieron, y si quieres al menos una cuota de ese éxito convendrías que invirtieras un poco de tiempo en averiguarlo.  

Si quieres entregar más, debes ser más, y esto solo se logra con una insaciable necesidad de aprender y mantenerse actualizado.