Stimulos Creativos

Stimulos
Por Irene

Scroll Down John S.

Si no te das a conocer, nadie sabrá de ti- Marketing para Pymes

Como se dice en buen dominicano, hay que cacarear sus huevos. Y si eres profesional independiente o tienes un negocio pequeño, me atrevería asegurar que no cuentas con un gran presupuesto para publicidad.

Continuando en la misma línea de pensamiento, esto se convierte en el círculo vicioso de quién fue primero, si el huevo o la gallina. No vendes más porque no haces publicidad, y no haces publicidad porque no tienes mayores ingresos.

Yo soy de las que opina que el verdadero estratega es el que hace mucho con poco, pues con recursos desbordantes es fácil destacar y crear buenas estrategias de marketing y publicidad.

Si tus recursos son limitados, no te desanimes. Hay muchas cosas que puedes hacer.
Aquí te comparto algunas sugerencias:

  1. Segmenta tu blanco de público. Para diseñar una buena estrategia de marketing necesitas saber, entre otras cosas, quiénes son tus clientes, donde están, qué le gusta, su comportamiento de consumo, y cuáles son los canales más apropiados para canalizar tu mensaje.

Esto evitará que desperdicies esfuerzos y recursos. Y en cambio, te permitirá enfocarte para que tu estrategia sea más efectiva.

  1. Utiliza a las redes sociales. Las redes sociales, cuando son bien utilizadas, son un mecanismo potencializador de los mensajes.

Ahora bien, para hacer buen uso de las mismas, lo primero es determinar si tu segmento de mercado está en las redes sociales. 

No es lo mismo vender ropa de moda o zapatillas deportivas, a vender pegamento para fijar dentaduras postizas. Probablemente este último grupo no las utilice.

Y ya identificados los gustos  y preferencias de tus clientes, estarás en capacidad de determinar cuáles redes sociales son las más adecuadas para alcanzar a tu nicho de mercado.

Facebook, por ejemplo, permite una mejor segmentación al momento de colocar publicidad y está probada en ser la red más efectiva en términos de costo-beneficio.

Twitter permite mensajes de hasta 140 caracteres, limitando la cantidad de información. Aunque se pueden compartir enlaces que los usuarios pueden acceder para ampliar el contenido.

Instagram está muy de moda actualmente, pero la interacción es más difícil de lograr a gran escala.

  1. Divulga los testimonios. Ponte de acuerdo con ese cliente que quedó súper satisfecho por el producto o servicio que le ofreciste, y graba su testimonio en vídeo.

No necesitas destinar grandes recursos para esto. La mayoría de los teléfonos inteligentes de hoy en día graban con resolución HD.

Aunque siempre suma tener una buena estética, mientras más creíble y apegado a la realidad sea el testimonio, mayor credibilidad despertará en tu base de clientes potenciales.

Cuélgalo en tu página web, compártelo en las redes sociales, y de ser posible, inclúyelo en tu presentación de portafolio.

Mejor aún, si ese cliente está de acuerdo, pon a tu prospecto a conversar con él para que le explique esa experiencia que tuvo.

Este tipo de herramientas es especialmente potente cuando estás iniciando y apenas comienzas a construir tu reputación.

  1. Construye y fomenta una sólida red de contactos. Las relaciones con personas dentro y fuera de tu gremios, serán vitales para el crecimiento de tu negocio.

Puedes fomentarlas afiliándote a asociaciones profesionales, asistiendo a eventos y conferencias de interés para tu blanco de público, o simplemente conversando con todo aquel con quien tengas oportunidad de hacerlo.

Mostrando buena actitud y amabilidad e interesándote genuinamente por los demás, puedes ir aumentando tu base de contactos.

Siempre lleva contigo tus tarjetas de presentación  y no temas entregarlas. Explica a qué te dedicas y pide cortésmente que te refieran prospectos a los cuáles podrían interesarles tus productos o servicios. 

  1. Tú eres tu marca. La mejor publicidad que puedes hacer a tu negocio eres tú mismo. Tanto si eres el único en tu empresa o si tienes colaboradores, como emprendedor o dueño de negocio tu imagen está muy ligada a tu empresa.

Por tanto, procura gestionar correctamente tu marca personal, ya que esto sumará con creces a la reputación de tu compañía.